Quiénes somos

Los Misioneros de la Preciosa Sangre somos una Sociedad de Vida Apostólica, formada por sacerdotes y hermanos. La Espiritualidad de la Preciosa Sangre, la Vida en Comunidad y la Misión son los tres pilares que sustentan nuestra obra.

Estamos al servicio de la Iglesia, escuchando el “Grito de la Sangre” de los más pobres y de los que viven en las periferias, y mediante la actividad apostólica y misionera del “Ministerio de la Palabra”, que incluye la promoción de la dignidad humana, la justicia, la paz y la integridad de la creación.

Con los laicos y amigos en la “Preciosa Sangre”, centrados en El Crucificado, ponemos toda nuestra vida al servicio del Evangelio.

Fundador

Gaspar del Búfalo nació en Roma, el 6 de enero de 1786. Al cumplir un año sufrió una enfermedad en los ojos, de la que se curó porque su madre intercedió a San Francisco Javier. Todavía joven, se siente llamado a servir a la Iglesia: anuncia el Evangelio a los comerciantes que venían a Roma, funda la Cofradía de la Preciosa Sangre y atiende a los enfermos. Poco a poco desarrolla su Ministerio de la Palabra. Fue ordenado sacerdote el 31 de Julio de 1808.

Surgen tiempos difíciles para la Iglesia en Roma, que es ocupada por Napoleón. Obligado a hacer juramento de fidelidad a Napoleón, por tres veces contesta: “no puedo, no quiero, no debo”. Ésto le costó el exilio. Al volver, percibe la necesidad de anunciar a Jesucristo a los pueblos. Reunió a un grupo de sacerdotes con la idea de formar una Congregación Religiosa. Mientras trabajaba en ello, iba por los pueblos con un crucifijo de Jesús derramando sangre, que colocaba en el centro de las plazas para que todos pudieran ver el precio de nuestra salvación.

Enviado por el Papa a la región de Lazio, donde iban aumentando los grupos organizados de ladrones, Gaspar no tuvo miedo de llegar junto al jefe de los ladrones, para luego hacer con él un camino de conversión.

La Congregación es reconocida por la Santa Sede el 15 de Agosto de 1815, y funda su primera casa en Giano.

Gaspar fallece a los cincuenta y un años. La Iglesia reconoce su santidad en 1954.

Pilares

Asset-14.png

Misión

La Congregación continúa el trabajo de San Gaspar del Búfalo a través del Ministerio de la Palabra, predicando la renovación y la conversión a través de misiones populares en lugares difíciles y retiros. Buscan transmitir el Amor de Dios en parroquias, colegios, hospitales y centros penitenciarios, ayudando a jóvenes y familias. Como misioneros trabajan allí donde la Iglesia más los necesita

Asset-8.png

Vida en Comunidad

Siguiendo a San Gaspar, los misioneros viven juntos donde las necesidades del apostolado requieren, unidos por el Vínculo de la Caridad, usando los dones recibidos al servicio de la Iglesia de unos para los otros. Sus Casas de Misión sirven como centros de oración y reflexión, estudio y descanso, con el fin de salir de nuevo a trabajar en las misiones populares y retiros

Asset-3.png

Espiritualidad

En los últimos años, la Congregación ha emprendido un proceso de redescubrimiento de la Espiritualidad de la Preciosa Sangre mediante el estudio renovado de sus raíces bíblicas, y una concepción de la Espiritualidad como camino de vida y enfoque de su apostolado

Casas de Misión

Estamos en 17 paises, en Europa, América, Asia y África.

Los primeros Misioneros de la Preciosa Sangre llegaron a España en el año 1898, a Portugal en el año 1930 y a Guinea – Bissau en 1999.

Comunidades de España

  • Cáceres: Casa de Espiritualidad, acoge a personas para retiros o escucha.
  • Madrid (Orcasitas): Casa de Formación; Parroquia de la Preciosa Sangre; Centro de Escucha.

Comunidades de Portugal

  • Proença-a-Nova: Casa de Espiritualidad; Centro Juvenil y Vocacional; Parroquias.
  • Vila Viçosa: Casa de acogida de grupos; Parroquias.

Comunidades de Guinea – Bissau

  • Bissaquel: Casa de Formación; Centro de Proyectos.
  • Safim: Parroquia; Escuela.

Casa General en Roma

Qué hacemos

  • Misiones Populares
  • Retiros
  • Ministerio de la Escucha
  • Reconciliación
  • Ministerio Parroquial
  • En Guinea – Bissau la evangelización pasa por una atención especial desde la parroquia a la educación, a la salud, a la familia cristiana y varios proyectos sociales.

Queda mucho por hacer

Mediante la construcción de escuelas, becas para financiar los estudios, hospitales donde atender a los enfermos y lugares de residencia para los Misioneros